El próximo 2 de Abril recordamos los 30 años de la recuperación transitoria de nuestras Islas Malvinas. No sólo han transcurrido los años sino que es dable señalar la modificación de los contextos nacional e internacional.

En 1982 sufríamos una dictadura militar que había consumado el genocidio de 30.000 argentinos, le decisión de iniciar las operaciones militares obedeció a una decisión de los jerarcas del régimen que un autentico movimiento de pinzas buscaban garantizar triunfos tácticos (recuperación de las Islas Malvinas: un sentimiento nacional del conjunto de los argentinos, aplacar la resistencia del Movimiento Obrero que se inicia en la huelga del 27 de Abril de 1979 continúa con paros por actividad, marchas y finalmente la gran movilización del 30 de Marzo, ganar tiempo, inútilmente, frente a la crisis del modelo “patria financiera” de Martínez de Hoz y los Chicago Boys) en función del gran objetivo de la dictadura cívico- militar: Retirarse en o rden con un país deshecho y vuelto a hacer, amalgamado con sangre, a imagen y semejanza de los poderes económicos y dejarlo a lo que ellos mismos llamaban la “Cría del Proceso”

El contexto Latinoamericano y en particular el Suramericano nos mostraba un mapa donde el verde oliva FFAA cubría buena parte del mapa, con dictaduras o gobiernos títeres.

Notas relacionadas: