En el tribunal supremo bonaerense quedó vacante la silla que dejó el juez Juan Carlos Hitters para la cual la Gobernadora Vidal debe designar un reemplazo.

Sin embargo, la Gobernadora espera a que haya otra vacante y así poder negociar con la oposición. que esa silla es la del juez Daniel Soria.

la sorpresa generó en el ámbito judicial que el gobierno de María Eugenia Vidal promoviera -no oficialmente aún- el nombre de María Laura Leguizamón como candidata a la Suprema Corte bonaerense desató un festival de posibles candidatos.

En tanto, el ex presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas, también apuesta a llegar a la Suprema. Piedecasas es un abogado cercano a la Unión Cívica Radical, oriundo de Santa Fe y de fluida relación con el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, lo que visto los últimos escándalos del presidente del máximo tribunal no parece una buena recomendación.

Otro nombre que promueven desde el radicalismo es el de Miguel Berri, subsecretario de Ejecuciones de Créditos Fiscales y Tributarios de la Fiscalía de Estado de la provincia de Buenos Aires. Según pudo saber  quien los impulsa es Federico Storani, Caudillo Radical.

Sin embargo, cerca de Vidal suena fuerte el nombre de Carlos Mahiques, el ex ministro de Justicia de la gobernadora, con larga trayectoria en la Justicia y actual integrante de la Cámara Nacional de Casación Penal.

Mahiques tiene excelente relación con el flamante procurador bonaerense, Julio Conte Grand y ha sido recientemente elegido por la administración de Mauricio Macri para integrar la comisión que elabora el proyecto de reforma del Código Penal. Profesor en Francia, este jurista de carrera es además bien visto por el PJ y el Frente Renovador.

También se anota por el lado del oficialismo Carlos Andreucci, ex presidente de la Federación Argentina de colegios de abogados (FACA). Andreucci fue uno de los que defendió la candidatura de Julio Conte Grand a la Procuración bonaerense durante la audiencia pública que se realizó en el Senado.

Por el lado del Frente Renovador se impulsaría el nombre de Fernando Luis ‘Pipi’ Mancini, juez de la sala II del Tribunal de Casación Penal. Mancini es un bohemio del mundo judicial. De pelo largo y desalineado, rompe con los esterotipos del ambiente.

También quiere llegar a la Suprema el Juez Federal en lo Criminal y Correccional Nº 2 de Morón, Jorge Rodríguez. El magistrado fue denunciado por la fiscal Cristina Caamaño por ser parte de una red ilegalidad con participación de jefes policiales, dirigentes políticos, servicios y fiscales.

Todos meten manos desde en los huecos que dejan en su huida los cortesanos, desde el Ministro de Educación bonaerense, hoy ocupado en conseguir conseguir  esquiroles para romper la huega docente. Finochiaro dice tener injerencias en los nombramientos en el Poder Judicial.

Rescatamos el digno papel que sigue manteniendo el Dr. Negri quien resiste a los embates del Gobierno de Vidal para que abandone su cargo. Nuestras fuentes rescatan los dichos de Negri ” de acá me sacan con los pies para delante”.

Gracias Negri sigue siendo el mas coherente de los Ministros.

Notas relacionadas: