Ciertos Síntomas de época aparecen ya en el Poder Judicial; los nuevos recortes afectarán severamente su funcionamiento.

La nueva Presidencia de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires que recayó en la Dra. Hilda Kogan viene acompañada por un conjunto de medidas de ajuste económico. El modo que este nuevo proceso de poder judicial mínimo se implementa ya en el congelamiento de nuevos cargos; la no  apertura de nuevas dependencias ya planificadas n otras presidencias, no a los traslados de personal. No se abrirán nuevos concursos. No abra obras edilicias ni mantenimientos estructurales de los edificios.

La misma estrategia asume el  nuevo Procurador Julio Conte Grant quien desde su asunción no ha firmado nuevos cargos, por lo menos en nuestra Departamental.

La reestructuración económica del Gobierno de Vidal tiene un impacto directo en el Poder Judicial y tanto la nueva presidencia de la Corte como el Nuevo Procurador ejecutan convencidos un conjunto de recetas económicas ya vividas por nuestro país en los  años 90. El recorte del Poder Judicial viene del Presupuesto 2017, enviado por el Poder Ejecutivo y aprobado por la Legislatura de la Provincia. Los funcionarios del Poder Judicial mantienen su silencio cómplice a estas políticas de ajuste en el Poder Judicial es más la ejecutan.

Conocemos que no existe autonomía presupuestaria en el Poder Judicial. Nos preguntamos ¿cómo formar un sistema judicial sólido e independiente sin autonomía económica?. Porque los altos funcionarios de la corte y procuración no se ponen al frente de un sistema judicial más eficiente, independiente y mejores salarios para sus trabajadores? Es claro son ejecutores del nuevo “Estado mínimo”

Por otra parte, ese recorte repercute sustancialmente en nuestra Departamental, ejemplo es el caso de la Oficina de Notificaciones y Mandamientos con escases de trabajadores – seis jubilaciones, un fallecimiento, licencias por enfermedades graves, aun esperamos los reemplazos- entre otras dependencias.

Como se puede implementar una mayor accesibilidad al acceso al sistema judicial  por parte de los sectores vulnerables para la protección de sus derechos y la resolución efectiva de conflictos?

Necesitamos, en La Matanza, mayor número de dependencias, mejores jueces, mejores condiciones de trabajo, edificios acordes a nuestra tarea, Queremos nuestra Ciudad Judicial. Trabajadores mejor pagos,  respeto a la carrera y al horario judicial. Por eso gritamos :

KOGAN BASTA DE RECORTE AL PODER JUDICIAL.

 

 

 

Notas relacionadas: