El máximo Tribunal de nuestro país  nuevamente ha fallado en contra de los trabajadores. No es la primera vez que la Corte Suprema toma postura jurídica  en consonancia con las posturas del Gobierno Nacional en materia de derecho laboral.

En este caso, los Supremos dicen que el trabajador debe cargar con las costas si perdiera la demanda. Un fallo disparatado.

Es publico y notorio que el Presidente Macri ha definido a la Justicia laboral como “mafia”. Siendo escasas las voces que han repudiado semejante aberración, jurídica e ignorancia de quien en su vida ha trabajado. Siempre como empresario esta del otro lado del mostrador.

Es evidente que los organismos internacionales exigen del Gobierno señales a favor del capital.  Esto le enuncian en contra de la industria del juicio laboral. – se acuerdan de Domingo Cavallo -. Casi una veintena mas tarde nos vuelven a sonar los mismos argumentos.

La incorporación de los nuevos integrantes de la Corte que profesionalmente han formado parte de bufet de estudios contratados por las mega empresas, siguen influenciando al resto de los “faraones”.

Tenemos en contra ya el fallo Orellano, ART,  la  desvinculación de fallos con lo dictaminado por la OIT y ahora este centro que deja picando en el àrea a las grandes empresas.

Los Supremos faraones alguna vez han conocido los problemas de los trabajadores de carne y hueso o estan del otro lado del mostrador ?

 

Notas relacionadas: