Por el efecto combinado de la caída de valor del peso, concentrada por la suba del dolar, que indica una fuerte suba del costo de vida. Cóctel letal al bolsillo de los trabajadores. Alimentos, combustibles y tarifas han aumentado exponencialmente. La devaluación pega en el precio de los alimentos  con cotización internacional. La suba del dolar  encarece los productos alimenticios en el mercado interno.

Como en los años 90 las paritarias se firman a la baja, aprovechando para reforzar el ajuste. Los trabajadores pagamos con nuestro patrimonio. Los que vivimos esa década, de los 90,  vimos congelados nuestros salarios. Hoy  el único precio que apunta a mantenerse sin cambios es el 15 % que propone el Gobierno Nacional y Provincial como techo a las paritarias.

  • Mediados de mayo y la Gobernadora Vidal no recibe a los trabajadores judiciales.
  • Mediados de mayo y no existe propuesta salarial alguna.
  • Mediados de Mayo y nuestro sueldo es el diciembre de 2017.

¿QUE ESTAMOS ESPERANDO?

Notas relacionadas: